Por quinto año consecutivo la Federación Española de Hostelería (FEHR) y la Federación Española de Periodistas y Escritores (FEPET) han proclamado la Capital Española de la Gastronomía, que ha recaído en la ciudad de Toledo, título que ostentará durante todo el año 2016. En un acto celebrado en el Palacio de Fernán Núñez de Madrid, el restaurador Cándido ha sido el encargado de anunciar la ciudad designada, que iniciará su mandato el próximo 1 de enero.

La decisión ha recaído en la ciudad de Toledo porque su candidatura se basa «en una creativa combinación entre patrimonio, cultura y gastronomía”, en un año, el 2016, en el que también se conmemorará el 30 aniversario de la declaración de Ciudad Patrimonio de la Humanidad y el 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes.

Desde la caza a la huerta, las reses bovinas o el dulce, así como las herencias de la cocina romana y la sefardí, conforman la rica y variada gastronomía toledana. El puchero y el cocido, las gachas, las migas, el pote y el pisto o el bacalao, y otros más suntuosos como la perdiz estofada, el cordero, la gallina en pepitoria, los pichones asados, el mazapán o los dulces conventuales, son algunos de sus platos más típicos.

Además, Toledo cuenta con prestigiosos chefs que han situado su cocina en un lugar destacado de la gastronomía española. Adolfo Muñoz, Pepe Rodríguez, Iván Cerdeño y José Carlos Fuentes, Tomás Palencia o Javier Brichetto, son algunos de los máximos exponentes de su gastronomía y que también han contribuido a que la cocina toledana sea un referente.