Actualidad

e acabaron las fiestas navideñas y con ellas los excesos en la alimentación. Iniciamos el mes de enero cargados de buenos propósitos entre los que todos los años destaca ponernos a dieta o, al menos, quitarnos los kilos de más cogidos entre tantas comidas, cenas y celebraciones. ¿Mentalizados para ello? En esta ocasión, en vez de seguir una dieta estricta, vamos a marcar unos hábitos y pautas que seguro ayudarán a perder peso.

Comenzaremos por pesarnos al inicio de la semana: todos los lunes por la mañana, antes de desayunar y desnudos, nos subiremos a la báscula e iremos anotando nuestro peso. A continuación estableceremos los menús de cada día en los que habrá que reducir el pan, la pasta, el arroz, los dulces y el alcohol. Si tenemos muchas ganas de tomar alguno de estos alimentos podemos recurrir a un trozo de chocolate negro, un trozo de pan con pavo, jamón york o jamón serrano, una copa de vino…, pequeños bocados para saborear pero sin abusar para no engordar.

Parrillada de verduras, alimentos sanos para una dieta equilibrada.

Parrillada de verduras, alimentos sanos para una dieta equilibrada.

También ayuda mucho dedicar el menú de los lunes a las verduras, ensaladas, frutas, zumos, algo de queso y frutos secos, desterrando las carnes y pescados, pues ello nos servirá para depurarnos del fin de semana y comenzar más 'ligeros' la semana. El resto de días incluiremos las carnes y pescados pero siempre cocinados a la plancha. Y si tenemos que comer fuera de casa, lo mejor es evitar los platos cocinados y decantarnos por platos en crudo: ensaladas, verduras a la plancha, etc.

Y el domingo tendremos nuestro capricho particular, pues podremos comer cualquier tipo de alimento sin preocuparnos de las calorías, como premio a una semana de sacrificio, siempre y cuando no abusemos en exceso y mantengamos una alimentación equilibrada y saludable

zp8497586rq